Siesta en niños

Normalmente a partir de los 2 años es muy difícil mantener la siesta como costumbre en los niños. A medida que van creciendo, bien por actividades, colegio u otras circunstancias, los niños dejan de echarse la siesta. Sin embargo, es recomendable que, en la medida de lo posible, se mantenga la costumbre de la siesta, porque no sólo proporciona un descanso de la actividad diaria, sino que además permite que el cerebro del niño sea capaz de asimilar con mayor facilidad, todo lo aprendido durante la mañana de actividad. El cerebro fija todos los conocimientos y destrezas aprendidos y, en definitiva, los hace más “listos”. Este descanso también nos viene bien a los mayores, aunque sean unos pocos minutos: entre 10 y 20 minutos permite recuperar un nivel de actividad óptimo para lo que queda de jornada. Felices sueños, felices siestas.
Beneficios de la siesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: