Cuidados para una mujer embarazada

Alimentación

– El incremento de peso durante el embarazo debe ser de 9 a 11 kilos, o sea, poco más de 1 kilo por mes. Para ello debes aumentar sólo 200-300 kcal/día a tu dieta habitual. Si estás muy delgada cuando te quedas embarazada, posiblemente tu ginecólogo deje que te engordes entre 11 y 13 kg durante todo el embarazo; pero si tienes sobrepeso al inicio de la gestación, probablemente sea más estricto y no permita que aumentes más de 7 a 9 kg de peso.

– Olvídate del tópico de que ” la embarazada come por dos”.

– Debes comer proteínas, tanto de origen animal (huevo, carne, pescado, leche) como de origen vegetal (cereales y legumbres).

– Procura eliminar o reducir mucho los hidratos de carbono simples que engordan y no proporcionan los elementos nutritivos adecuados (pasteles, chocolate, dulces, bollería), y aumenta los hidratos de carbono complejos o almidones (verduras, arroz, pasta y patatas), que además te proporcionan fibra.

– Las grasas no deben suponer más del 35% de la energía que aportas con la dieta. Reduce el tocino, embutidos, etc.

– Cocina tus platos a la brasa, horno o plancha y evita los guisos, las salsas y los fritos.

– Al final del embarazo es recomendable realizar comidas más frecuentes y menos copiosas. Evita tumbarte después de comer, así tendrás digestiones más ligeras y reducirás la acidez.

Complementos vitamínicos

– No es necesario un suplemento vitamínico si tu dieta es equilibrada. Lo que sí acaba siendo necesario es un suplemento diario de hierro. Los análisis indicarán a tu ginecólogo a partir de qué momento requieres un aporte extra de hierro.

– También es posible que tu ginecólogo te recete un suplemento de ácido fólico, sobre todo durante el primer trimestre del embarazo, para prevenir los defectos del tubo neural en el feto.

– Si tu dieta es rica en leche y/o derivados lácteos (entre ½ y 1 litro de leche o su equivalente en yogur o queso), probablemente no necesites un aporte suplementario de calcio en el embarazo.

Alcohol, tabaco y café

– Es evidente que durante el embarazo debes evitar el consumo de tabaco, beber alcohol y/o tomar drogas.

– Toma máximo una taza de café diaria.

– Durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre, debe evitarse cualquier tipo de fármaco. Si precisas un tratamiento determinado, consulta antes a tu tocólogo.

Actividad física

– Puedes desarrollar tu trabajo habitual, siempre y cuando no cause cansancio físico excesivo.

– A partir del 8º mes se recomienda disminuir la actividad física.

– Es conveniente realizar ejercicio físico moderado (paseos, natación) y evitar deportes violentos o que produzcan fatiga.

– Evita movimientos bruscos, saltos e impactos corporales.

Prevención de infecciones

– Limita el contacto con gatos y animales domésticos.

– No comas carne ni huevos crudos o poco cocinados, y lava bien frutas y verduras.

– Evita el contacto con enfermos infecciosos en general.

Fuente: Dra. Nuria Verdú (Ginecóloga -Centro Médico Teknon) para el sitio web solohijos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: