Nadie dijo que sería fácil

Pues bien, después de un par de semanas pidiendo el pis de lujo, nos encontramos en la fase de “ahora no me da la gana”.

Muchos niños pasan por esta fase y es una prueba de fuego para los padres… NO hay que ceder y volver a ponerlos el pañal, al contrario, hay que seguir persistiendo aunque nos cueste tener que lavar cuatro o cinco (o más) veces al día.

Con Carla nos ha pasado todas las veces que hemos empezado un comportamiento nuevo: al principio genial, pero después pasamos por una fase en la que es como si se la hubiera olvidado todo lo aprendido. Es cuestión de tener paciencia.

Cómo lo estamos intentando nosotros

1ª Fase – La aventura: el primer día fue horrible, en cuestión de media hora se hizo pis encima unas 5 o 6 veces, después empezó a pedir el pis y parece que todo se estabilizó. Alguna vez se la escapaba, pero era normal.

2ª Fase – Piiiiis: para acostumbrarle a pedir pis, hicimos un juego. Cada vez que pedía pis la recordábamos cómo tenía que hacerlo: poníamos caras y le decíamos tienes que decirlo así: piiiiiiiis. Parece que funcionó, porque lo pedía cada vez que tenía ganas.

3ª Fase – Un respiro: mantenemos el pañal de la siesta y el de la noche, observando al quitárselos, si están muy mojados, poco mojados o totalmente secos. Nos puede dar una pista para cuando tengamos que quitár primero el pañal de la siesta y después el de la noche.

4ª Fase – Viento en popa: todo funciona a la perfección, salvo algún que otro accidente. Pide pis (ella al pis y a la caca lo llama igual) y salimos disparados al váter.

5ª Fase – ups! alarma: después de un tiempo (depende del niño) pasamos por una fase “incómoda”. NO pide pis casi ninguna vez, salvo por la calle y cuando no está haciendo algo que la guste, por ejemplo jugar con otros niños. Esta fase es la más difícil para los padres porque muchos vuelven a ponerlos el pañal. Repito NO hay que ponerlos de nuevo el pañal. Nos va a tocar lavar su ropita (imaginaos cuando quitemos el pañal de la siesta y el de la noche… habrá que lavar sábanas mil) cada dos por tres, pero hay que aguantar. Normalmente en una semana o en un par de ellas se estabilizarán de nuevo y volverán a pedir pis.

6ªFase – ¿Arreglado?: parece que empezamos de nuevo a pedir pis, lleva un par de días que nos lo pide como lo hacía antes, alguna vez se le escapa, pero pensamos… ¡tiene 2 años!

Suerte a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: