Ayudando a que desarrolle el lenguaje

Los niños pueden desarrollar destrezas del lenguaje solamente si han tenido oportunidades para hablar, escuchar y utilizar el lenguaje para resolver problemas y aprender acerca del mundo que los rodea. Mucho antes de que su niño comience la escuela hay muchas cosas que usted puede hacer para ayudarle a desarrollar su lenguaje.

Dele muchas oportunidades para jugar. Los niños aprenden al jugar. Al jugar con otros niños, ellos aprenden cómo negociar.
Apoye y guíe a su niño mientras aprende una nueva actividad.
Hable con su niño desde el día que nazca. Su bebé necesita escuchar su voz.
Las actividades cotidianas proveen muchas oportunidades para hablar, a veces detalladamente, sobre qué está sucediendo a su alrededor.
Escuche a su niño. Los niños tienen sus propios pensamientos y sentimientos especiales, sus propios gozos y penas, esperanzas y temores. Escucharlo le demuestra al niño que sus sentimientos y pensamientos tienen valor.
Hágale preguntas. Pregúntele cosas que requieran de una respuesta más complicada que un “sí” o un “no” sencillo.
Responda a sus preguntas. Hacer preguntas es un buen método para que su niño aprenda a comparar y clasificar diferentes cosas—diferentes clases de perros, diferentes comidas y demás.
Lea en voz alta todos los días. A los niños de todas las edades les encanta que les lean—hasta los bebés de sólo seis semanas.
Tenga presente la cantidad de televisión que su niño ve. Hay programas de televisión muy buenos que pueden introducir nuevos horizontes y promover el aprendizaje, pero los malos programas o el uso excesivo de la televisión como entretenimiento puede resultar dañino. Usted es quien debe decidir cuanta televisión su niño puede ver y qué tipos de programas le va a permitir.
Sea realista sobre las habilidades e intereses de su niño. Fije normas altas y aliente a su niño a intentar cosas nuevas. Si no se les desafía a aprender cosas nuevas, los niños se aburren.
Ofrezca oportunidades para que su niño vea y haga cosas nuevas. Visite museos, bibliotecas, zoológicos y otros lugares de interés educativo.
Si ustedes viven en la ciudad, salgan a pasar un día en el campo. Si viven en una zona rural, vayan a visitar la ciudad. Permita que su niño escuche música, baile y pinte. Déjelo participar en actividades que le ayuden a desarrollar su imaginación y permítale expresar sus ideas y sentimientos.

Fuente: Punto de partida.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: