Cómo será la salida hacia el hospital

Las contracciones uterinas son fuertes y te molestan. Acabas de llegar al hospital y parece que nadie tenga prisa en atenderte. Todo irá bien. Piensa que el parto es un acto natural que por fortuna para ti y para tu bebé será atendido en un hospital.

La primera vez no sabes qué va a ocurrir. Y tal vez los síntomas del primer parto serán diferentes en los partos siguientes, ya que no suele haber dos embarazos ni dos partos iguales en la misma mujer. Temes salir demasiado pronto y que te manden de vuelta a casa. O esperar demasiado y dar a luz por el camino. Lo normal es que en el primer parto, si has llegado a los nueve meses sin problemas, tengas tiempo de sobras para darte cuenta de lo que te ocurre y llegues bien al hospital.

Hasta que se produzcan los dos signos que a continuación te explicamos, procura quedarte en casa lo más relajada posible. Estos signos son:

Las contracciones uterinas
Ya las conoces. Las has notado a lo largo de la segunda mitad de tu embarazo. Pero las que de verdad indican el inicio del parto son diferentes: molestan más que las del embarazo y se acompañan de la sensación de tensión en el bajo vientre o en los riñones. Mientras no sean regulares, quédate en casa. Hablamos de regularidad cuando las contracciones son todas de la misma intensidad, y cuando además vienen a intervalos fijos. Como norma general, las contracciones que te obligan a salir hacia el hospital se repetirán regularmente a intervalos de 5-10 minutos, y la contracción debe durar unos 30-40 segundos. Dos horas de estas contracciones para el primer parto, o una hora para los siguientes, son motivos para dirigirte al hospital. Más allá de estas definiciones está tu “íntima convicción”, como una intuición, de que algo se ha puesto en marcha. No sueles equivocarte nunca.

La rotura espontánea de la bolsa amniótica
Sea una rotura franca, con pérdida abundante de líquido por la vulva, o sea una pequeña fisura, es un motivo suficiente para acudir al hospital, aun en ausencia de contracciones. En el hospital te explorarán, confirmarán que se trata de una rotura de la bolsa, y te someterán a un control de bienestar de tu bebé. A partir de ahí, el obstetra tomará la decisión más adecuada para finalizar el embarazo.

Cuando llegas al hospital
El hecho de dar a luz en un hospital (lo que conocemos como medicalización del parto) comporta a veces que la acogida inicial no sea lo cálida que esperas: hay trámites administrativos que cumplir, existen circuitos y protocolos a seguir, y a veces todo ello te parecerá algo impersonal. No te dejes impresionar por esta aparente indiferencia.
Enseguida la comadrona te examinará, y sabrás en qué momento del parto te encuentras. A veces es oportuno ingresar y esperar en la habitación a que el parto vaya adelantando. Esto te permite estar acompañada de tu pareja, familiar o amiga, escuchar música, leer, pasear… Otras veces irás directamente a la sala de dilatación: tu parto está francamente en marcha. Raras veces volverás a casa debido a que era una falsa alarma. Siempre te irás sabiendo que tu bebé está perfectamente y seguirás las instrucciones que te dé el personal sanitario que te haya atendido.

Rasurado
Cada hospital tiene sus normas pero, en general, se ha abandonado el hábito de rasurar todo el pubis y la vulva. Es posible que procedan a rasurar la porción del periné que se pueda ver afectada por una episiotomía.

Enema
Se acostumbra a dar una pequeña lavativa o enema a fin de evacuar las heces del recto que podrían obstaculizar la salida del bebé. En casa, antes de salir hacia el hospital, puedes ponerte tú misma un supositorio de glicerina o un micralax.

Autora: Marta García del Real – Ginecóloga y obstetra de la Clínica Teknon
Fuente: Solohijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: