Semana 39-40

Carla sigue preparándose para hacer su entrada en el mundo. “Quizá ya sea el momento de hacer mi aparición… ¡o quizá no!”

Su sistema endocrino multiplica la producción de hormonas con miras al nacimiento. Carla secretará más hormonas contra el estrés durante el parto que en cualquier otro momento de su vida. Una vez fuera del útero, estas hormonas la ayudarán a mantener sus sistemas corporales sin la ayuda de la placenta. Estos cambios tan radicales exigen gran cantidad de energía y esfuerzo, pero estará preparada.
El resto de su cuerpo (órganos vitales y demás sistemas) también está ya preparado para la vida fuera del útero. Carla ha acumulado almidón en su hígado para transformarlo en glucosa después del parto y también tiene reservas de líquido.

Tomar aire. Los pulmones de Carla prosiguen su desarrollo hasta el día de su nacimiento. Por el momento, sus pulmones siguen trabajando en la fabricación del agente tensioactivo que evitará que los numerosos alveolos se adhieran entre sí cuando respire aire por primera vez.

Nada más tomar su primera bocanada de aire, Carla llorará con una potencia digna de una diva de la ópera. Este sonido es una experiencia agridulce, pues si a nadie le gusta oír a un niño gritando de miedo o dolor, este potente lloro significa que respira bien. Y si no emite este aullido tan distintivo, no nos pongamos nerviosos: algunos bebés no lloran al nacer. Lo importante es que comience a respirar.

El embarazo
Quizá haya experimentado ya las contracciones de Braxton-Hicks, que son los ejercicios que realiza su cuerpo preparándose para el parto. Ahora que ya se considera que la gestación ha terminado, puede ser difícil distinguir estas contracciones de las auténticas. Si las contracciones son irregulares y desaparecen al cambiar de posición o cuando se pasea por la casa, es probable que sea una falsa alarma. No obstante, no se confíe, porque puede pasar de la falsa alarma al parto real en cuestión de minutos.

Fundamentalmente son dos las señales que le indican que el parto está próximo. Una es la ruptura del saco amniótico (romper aguas). Otra es un flujo mucoso sanguinolento, que no es sino el tapón que ha estado obstruyendo el cuello del útero.

Fuente: Dodot.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: